Necesitamos tu firma

Hemos puesto una queja ante al Instituto de la Mujer por la emisión, el pasado 23 de noviembre de 2012 del reportaje El sexo de los dinosauros porque banaliza la violencia hacia las mujeres, justifica la violencia machista y presenta a los maltratadores y asesinos como víctimas de la Ley Integral contra la Violencia de Género. Para que reciba el mayor número de quejas posible y actúe,  firma la carta a través de change.org

Este documental:

  • Presenta a las mujeres como objetos sexuales al servicio de los hombres.
  •  Presenta la violencia hacia las mujeres sólo en el ámbito de la pareja y como una consecuencia del divorcio, que perjudica más a los hombres que a las mujeres porque se deprimen más y llegan a suicidarse.
  • Asegura que hablar de violencia género (de los hombres hacia las mujeres) es “simplificar el problema, es cerrar los ojos al más etrenduoso fracaso de la estructura social de pareja. Las mujeres, aunque mucho menos violentas, no son menos agresivas. Hombres y mujeres deben entender el vínculo sexual de otra manera. Nadie es propiedad de nadie. Que nos abandonen, no significa que el mundo se acabe o perder la autoestima. La violencia es intolerable; los hijos pagan siempre”, dice literalemente.
  •  Se pregunta cómo dos personas “que se han casado libremente pueden terminar deseando tanto daño al otro como para acabar con su vida e incluso con la de sus propios hijos”, insistiendo en la falsedad de que la violencia de género es tanto de hombres hacia mujeres como viceversa.
  • Justifica la violencia hacia las mujeres e incluso el asesinato de mujeres por la “baja estima” que el asesino siente en el momento de matarlas, subrayando el ‘alto’ número de hombres que tras matar a su mujer o exmujer se suicida después, poniendo así a los asesinos prácticamente a la la misma altura que las mujeres a las que han asesinado.
  • Presenta a los maltratadores condenados (en la imagen están entre rejas) como víctimas de la Ley Integral contra la Violencia de Género. Con el argumento de que apenas ven a sus hijos y alegando que “muchas mujeres envenenan a sus maridos y no se suicidan después”, presentan a hombres que asesinan y/o pegan a sus mujeres (y muchos también a sus hijos e hijas) como los damnificados de un sistema que está en su contra.

Además: El reportaje traslada el mensaje de que el ‘matrimonio tradicional’ es la base de la sociedad y achaca la ruptura de las parejas a la aparición del divorcio y la visibilidad de las parejas homosexuales, presentadas como uno de los males que llevan al  declive de la sociedad. Lo hace manipulando el mensaje con el montaje de las imágenes y equiparando las multitudinarias manifestaciones del Día del Orgullo Gay con manifestaciones a favor de la ‘familia’, de escasísimo seguimiento de personas. De este modo, intenta que reinvindicación de cada lado parezca aclamada por un número similar de personas, algo totalmente falso pues el seguimiento de una y otra no merece ni comparación. Las manifestaciones por la familia son inexistentes al lado de las del Día del Orgullo.

Por todo ello:

  • Todos los mensajes que traslada El sexo de los dinosaurios son falsos. Las estadísticas que utiliza están manipuladas y no se puede permitir que ni el cadena pública ni en ninguna otra se emitan reportajes así, que malintecionadamente defienden a los maltratadores de mujeres mientras que ridiculiza a las mujeres maltratadas.
  •  Los contenidos de este largomentraje vulneran La Ley Integral contra la Violencia de Género, manipulan y banalizan todos los mecanismos de protección y asistencia a las mujeres maltratadas al presentar a sus maltratadores condenados como víctimas de este sistema.
  • Vulneran la Ley de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres en varios artículos, especialmente el 36 y el 37 que mandatan a la cadena pública RTVE a no trasladar imágenes estereotipadas y a transmitir el prinicipio de igualdad de género en sus contenidos.
  • Vulneran el artículo 10 de la Constitución Española porque no respeta los derechos inviolables de la persona y viola varias leyes.
  •  Vulneran el artículo 14 de la Constitución Española que reconce que la ciudadanía española es igual ante la Ley, pues muestra a los maltratadores por encima de la Ley.

NO digas que te da igual.  Denuncia el reportaje El sexo de los dinosaurios en change.org ¡Gracias!

Una respuesta a “Necesitamos tu firma

  1. Comento que la violencia es fruto de una cultura que lleva entre nosotros mucho tiempo: la separación y diferencia de roles, de actitudes, y de conductas en función del sexo; no son generadores de felicidad precisamente. El hombre crece y escucha cosas como que está por encima de la mujer, y por tanto debe dominar, doblegar, orientar, imponerse, domarla, etc. Ella debe ser sumisa, dócil, amable, cariñosa, obediente, etc. Son estereotipos con los que convivimos. Él debe darle una regañina si ella no se porta bien, y ella debe aceptarlo. Pero puede que él no haga ese rol, pero ella lo espere. En ese caso, provoca al hombre para que este muestre su hombría.
    Luego de esta fantasía viene la realidad. Mujeres y hombres con un sentir sobre una cultura más igualitaria, que no participan de la irrealidad mencionada y desean una igualdad para las personas, como humanos, con independencia del sexo que tengan en derechos, oportunidades, trato, remuneración, obligaciones, etc.
    En Occidente ya hay muchas voces que no quieren vivir en un orden que separa los empleos, las tareas, roles, actitudes, conocimientos por sexos; otra coherencia, otras razones más allá de los prejuicios y estereotipos piden otra forma de convivencia más colaborativa y menos competitiva. Una oportunidad para cada uno de los sexos a dedicarse a lo que de modo tradiocional han hecho por separado y según estaba establecido para su sexo en el modelo patriarcal de familia. Una oportunidad que les iba a descubrir otros valores en cada uno que de seguro les satisfará como seres sensibles y mortales que somos. Y digo mortales porque cuando una mujer muere y ella era la que cocinaba, el marido viudo ha tenido que penar el no saber cocinar. O cuando ella es la viuda y no ha realizado tareas que siempre realizó el marido, se encuentra analfabeta en ese sentido. Hay miles de situaciones que la cultura basada en la división sexual impide que puedan resolverla de manera adecuada las personas que se encuentran frente a ellas.
    El vídeo trata de explicar una parte de esa realidad, que no es mentira pero que no es la única. La violencia tiene un origen, sería bueno encontrarlo, y a partir de ahí, cambiar las cosas, si eso es lo que queremos para nuestra cultura occidental.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s