Archivo de la etiqueta: Decálogos

Derechos sexuales y reproductivos: Propuestas para una cobertura informada

1- Los derechos sexuales y reproductivos forman parte de los derechos
humanos consagrados en acuerdos internacionales. Este debe ser el
marco de cobertura.
2- También son un tema de salud pública. Por las dos razones, el Estado
está obligado a facilitar su cumplimiento.
3- El pedido de acceso los derechos sexuales y reproductivos es parte de
la lucha por una sociedad más justa: son las mujeres pobres las
perjudicadas cuando falla la llegada a la anticoncepción y las que
mueren como consecuencia de abortos inseguros.
4- Las muertes de mujeres gestantes (mortalidad materna) son evitables y
el aborto inseguro es una de las causas de este tipo de muertes.
5- Es fundamental informarse ampliamente. Los derechos sexuales y
reproductivos son un tema complejo. Y la polémica en torno al acceso
a los mismos empeora las condiciones de disponibilidad de la
información.
6- Se deben diversificar las fuentes. Incluir más voces del movimiento de
mujeres, y restringir la opinión de la iglesia católica a los casos
estrictamente necesarios.
7- Interpelar al sector político, que es quien pueden modificar la
legislación o impulsar políticas públicas; y al sector médico y judicial,
que son quienes deben respetar y hacer cumplir la ley.
8- Sostener el tema en los medios. No publicar sólo cuando hay casos o
situaciones puntuales.
9- Proteger a las damnificadas. Hacer entrevistas sólo cuando sea
necesario y resguardar siempre la intimidad.

Artemisa Comunicación
www.artemisanoticias.com.ar

Anuncios

Las 10 P del Periodismo de Género

1- Promover a las mujeres. Somos el 52 por ciento de la población peroprotagonizamos el 21 por ciento de las noticias. En parte debido a que aún no alcanzamos el 50 por ciento de los espacios públicos. Aunque hemos avanzado todavía la igualdad no ha sido alcanzada. Los medios pueden contribuir a lograrla.

2- Puntualizar las diferencias entre mujeres y varones. Hacer notas que muestren la desigualdad persistente en los distintos ámbitos: educación, acceso a recursos, etc. Ante la típica nota de mujeres (¿por qué solo las mujeres tienen licencias extendidas de maternidad?) preguntarnos qué pasa con los hombres frente a eso, y en la típica nota de varones (¿y el fútbol femenino?), preguntarnos por las mujeres.

3- Poner fin a los estereotipos. Tanto de mujeres como de varones. Ojo con los títulos que son el lugar de fácil aplicación. No usar descripciones de mujeres que incluyan: estado físico y situación conyugal y/o familiar, a menos que sea esencial para la noticia. Una buena comprobación es preguntarse si incluirías la misma información en caso de que fuera hombre.

4-Punto de vista subjetivo. La objetividad no existe, siempre construimos la información desde nuestra subjetividad, asumámosla y tomemos compromiso. La “teoría de las dos campanas” es por lo menos insuficiente para abordar temas tan complejos. El paradigma de los derechos humanos no es solo una de las dos campanas posibles. Es el único donde una ciudadanía real puede desarrollarse.

5-Proponer fuentes diversas. Diversificar las fuentes para incorporar las voces habitualmente excluidas. Buscar fuentes especializadas en género. Respetar el equilibrio entre sexos en la elección de expertos/as o testigos. Dar a las mujeres su propio título, nombre y voz. Dar igual trato a mujeres y varones. Pedir estadísticas desglosadas por sexo.

6-Preferir un lenguaje no sexista. Tratar de usar un lenguaje respetuoso, especialmente de las mujeres. Cuando sea posible nombrar primero a las mujeres. Cuidado con los chistes, suelen ser misóginos.

7-Promover la transversalización. Es importante que el enfoque de género atraviese las distintas secciones de los medios, especialmente las duras como política, economía, etc. Pero también seguir sosteniendo espacios específicos de mujeres.

8-Plantar agenda: Mantener en agenda los llamados temas de las mujeres, más allá de los casos de actualidad. Y también aprovechar la actualidad para visibilizar a las mujeres.

9-Pintar un mundo diverso. Diversificar las imágenes de mujeres: incluir de edades diversas, distintas etnias y nivel socioeconómico. Evitar usar las imágenes de mujeres, o de una parte de su cuerpo, como objetos para ilustrar cualquier tema. Mostrar a varones en roles poco tradicionales.

10-Presencia de mujeres en puestos de decisión en los medios. Así como buscamos la equidad en todos los ámbitos sociales, lo hacemos en el periodístico. La presencia de mujeres no garantiza enfoque de género pero sí una mirada plural.

Artemisa Comunicación
www.artemisanoticias.com.ar